Entradas

Sobre ideas

Una hoja en blanco siempre espera ser llenada por ideas.
Una palabra, un dibujo que se hace a un ser querido.
Una captura del momento interior hecha tangible.Nunca uno sabe si su idea es escuchada o se pierde en el tiempo.
Nunca, sin embargo, una idea plasmada es en vano.
Nunca debe uno comprender que exteriorisar es debilitarPorque exteriorizar es compartir,
Porque lo tangible es fuerza interior ofrecida,
Porque una idea nunca retorna vacía.

La fábrica de unicornios

Siglos atrás, en el reino de la Atlántida, un proyecto muy ambicioso vio la luz.

El genio del reino, una criatura con vastos poderes y conocimientos comenzó a explorar las habilidades de los animales que allí vivían. Pasó tiempo con los flamencos, con los cisnes, con los búfalos, e incluso, con los tiburones. Pero luego de un tiempo, el genio concluyó que ningún animal de los que allí habitaban era lo suficientemente fuerte, lo suficientemente listo o lo suficientemente bello para ser digno de ser su mascota.

Por ello, cuando pudo volver a su palacio luego de sus aventuras con animales, se confinó en el laboratorio que había erigido en sus mazmorras. Dió rienda suelta a su creatividad e imaginó al animal perfecto: una criatura que se pareciera a un caballo, con curvas perfectas y delicadas líneas que conformen su figura. Su cuerpo estaría decorado con los más vívidos colores de su paleta de pinturas, y un solemne cuerno brillante y afilado coronaría su rostro.

Ese animal se…

La Sirenita y El Lobo de Mar

Imagen
Sin mucho que decir. Solo a disfrutar del arte:



Lobo de mar, en la taberna naufragó Su barco ya partió, se quedó solo Y pide un trago más, para llorar en él Historias locas de tempestades Y de puertos.
En su pecho hizo tatuar a su fiel amor Que nunca lo dejó ni lo dejará Y con su ronca voz canta una canción Que solo canta él y es para su amor.
Baila, baila sirenita baila para mí Baila para mí.
En su pecho hizo tatuar a su fiel amor Que nunca lo dejó ni lo dejará Y con su ronca voz canta una canción Que solo canta él y es para su amor.
Baila, baila sirenita baila para mí Baila para mí.
Baila, baila sirenita baila para mí Baila para mí.
Baila.
Imagen
¿Y qué mejor empezar con un buen tango?
Aquí va: Niebla del riachuelo, por Roberto Goyeneche




Turbio fondeadero donde van a recalar, barcos que en el muelle para siempre han de quedar... Sombras que se alargan en la noche del dolor; náufragos del mundo que han perdido el corazón... Puentes y cordajes donde el viento viene a aullar, barcos carboneros que jamás han de zarpar... Torvo cementerio de las naves que al morir, sueñan sin embargo que hacia el mar han de partir...
¡Niebla del Riachuelo!.. Amarrado al recuerdo yo sigo esperando... ¡Niebla del Riachuelo!... De ese amor, para siempre, me vas alejando... Nunca más volvió, nunca más la vi, nunca más su voz nombró mi nombre junto a mí... esa misma voz que dijo: "¡Adiós!".
Sueña, marinero, con tu viejo bergantín, bebe tus nostalgias en el sordo cafetín... Llueve sobre el puerto, mientras tanto mi canción; llueve lentamente sobre tu desolación... Anclas que ya nunca, nunca más, han de levar, bordas de lanchones sin amarras qu…
Varios años y mil anécdotas después, aquí estoy nuevamente.

¿A qué? Solo a escribir... a compartir momentos, a charlar de los temas que nos pueden gustar.
¿Para quién? Sonará egoísta, pero para mi mismo. Necesito estar con ustedes, por lo que cualquier vuelta que se peguen y cualquier cosa que comenten será bienvenida.

Estaré aquí con dudas, curiosidades, ansiedad... solo en frente a una hoja virtual de papel en blanco sobre la que tengo que explayarme ¿podré?

... ustedes lo dirán. Por lo pronto, buenas madrugadas a todos.